jueves, 16 de noviembre de 2017

¿Litoral de los Poetas o solo un cartel del MOP?


Por David Bustos

Cualquiera que venga de visita al Litoral de los Poetas, alguien que desconozca los vericuetos del territorio, pensaría debido a su señalética que se trata de un lugar en que se respira la poesía. Mario Barahona, hace poco, en una entrevista realizada en una radio de San Antonio por la “colección” de poesía que da cuenta de los poetas del territorio, dijo que cuando llegó a vivir acá, sólo vio que habían tumbas, pero muy poca poesía.

Barahona no está del todo equivocado, el tema turístico de los poetas sigue a toda máquina. Lo que está al debe es un desarrollo de contenidos respecto al slogan “El Litoral de los Poetas”. Neruda, Huidobro, Parra, son verdaderos íconos de la provincia, y los gobiernos locales no han querido ser ajenos al acontecimiento del nombre y la trayectoria de estos poetas, bautizando el litoral con ese hiperbólico nombre. Interesante sería que, más allá del título y los consecuentes beneficios turísticos, atendiéramos el compromiso real con la poesía que tienen las distintas comunas de la zona. Y después observar con detenimiento, cómo esta permanece fuera de cualquier tipo de política pública.

No existe ninguna entidad privada o pública que gestione y que se especialice en poesía en la zona. Los talleres son escasos, cero clínicas poéticas, inexistentes revistas literarias, vacío de asociaciones u organizaciones. Ningún festival, cursos, seminarios volcados hacia la comunidad. La poesía es un cartel del MOP, que hace alusión a que aquí viven o aún permanecen las casas de grandes poetas. Pero en Chile, no hay nadie que piense que este territorio es donde la poesía juega un rol cultural y social importante.

El paisaje, la costa y sus intempestivos cambios de tonos geográficos han sido el escenario para escritores desde siempre. Las coincidencias han jugado a favor del litoral, se han sumado una constelación de poetas de primera línea; incorporo a la poeta Damaris Calderón a estos relevantes nombres. La pregunta y la inquietud es, ¿cuándo saldremos del plano superficial del slogan y nos pondremos a trabajar en el contenido? ¿Cuál es la real inversión de las comunas por la poesía? ¿Existe una cuota mínima en que cada comuna, por ser parte del litoral de los poetas, invierta en este bien cultural?

Creo que estas y varias preguntas más permanecerán en el tintero, mientras se siga pensando en el beneficio a corto plazo, y no en una política seria en el plano cultural, respecto a los poetas y la poesía. Debe existir como mínimo un común denominador, una colección de poesía potente en las bibliotecas públicas. Poetas como: Tomás Harris, Alexis Figueroa, Elvira Hernández, Manuel Silva Acevedo, Raúl Zurita, Soledad Fariña, Cecilia Vicuña, Carlos Cociña, Malú Urriola, Carmen Berenguer y un largo etcétera, deben estar sí o sí dentro de los libros de consulta de los poetas hoy activos. Y para qué hablar de la tradición de la poesía chilena desde Carlos Pezoa Véliz hasta Gonzalo Millán. Los poetas escriben poesía y esta se encuentra en su trabajo literario, más allá del folklore de las casas, la poesía debe ser una materia de primera necesidad, al menos en los sitios donde ocurren y transcurren los libros.

El otro tema es la planificación respecto a la pedagogía en las escuelas y centros culturales. La comunidad no lee poesía y no le interesa, porque no tiene acceso, porque esa señal se ha caído o jamás existió realmente. Es casi una obligación pasar del cartelito al contenido. Los sitios como Valparaíso o el mismo Santiago, donde circulan los poetas y los libros, deben mirar hasta con ternura esta pretensión de autodenominarse el “Litoral de los Poetas”. Ternura digo, porque en este aspecto a todas luces estamos en pañales.

Los que adoptamos este territorio y lo queremos, los que hemos cultivado este difícil oficio de poeta, necesitamos que alguien se haga responsable. Dejar de ser un slogan es el desafío. Comencemos a hablar de poesía de una vez por todas. Volvamos a resignificar la identidad cultural de nuestro territorio.

David Bustos, poeta y guionista, tiene, a la fecha, 7 libros de poesía publicados y ha trabajado en los libretos de más de una decena de teleseries de TVN.

domingo, 12 de noviembre de 2017

El porqué todo algarrobino exige el fin de la concesión a la Cofradía y que la Isla vuelva a ser Isla


Por Pablo Salinas

Contrariamente a lo que algunos, o quizá la mayoría, crean, hace 40 años en Chile asuntos como la conciencia ambiental y la defensa del patrimonio natural -hoy relativamente en boga- ya existían, y formaban parte de la agenda intelectual y valórica de no pocos ciudadanos. Se podría decir incluso, que, con figuras como Juan Grau y Godofredo Stutzin plenamente activas, existía cierta trama institucional incipiente en materias de conservación y ambientalismo. La información circulante era menor a la que puede haber ahora, y el acceso a esta mucho menos expedito, pero los criterios esenciales sobre la materia ya habían alcanzado cierto grado de penetración en la sociedad.

El mejor ejemplo de esto es lo que pasó en 1977 en Algarrobo, cuando en plena dictadura, uno de estos pioneros, el doctor Grau, logró instalar el caso de un islote poblado de pingüinos, amenazado por la construcción de un club de yates, en la primera plana de diarios y noticiarios. En una época donde la libertad de expresión figuraba en la última fila entre los derechos civiles, un simple vecino tuvo la en más de un punto osada iniciativa de alertar públicamente respecto a un ambicioso proyecto náutico auspiciado por figuras encumbradas en lo más alto del escalafón de la Armada, entre estas, nada menos que el almirante Merino. Contra todo pronóstico, su iniciativa no solo prosperó, sino que alcanzó un nivel importante de adhesión a nivel nacional, provocando más de un temporal inconveniente en el avance hasta entonces avasallador del proyecto.


Toda mi vida he estado vinculado a Algarrobo. Hasta los veinte años como fiel veraneante; luego, como residente permanente. Tenía siete años cuando la isla, nuestra isla, sucumbió ante las tronaduras de las rocas megalíticas de la puntilla y fue capturada por este enorme brazo para acunar yates. Aún así, pese a lo niño, todavía guardo el recuerdo de la isla emancipada del continente: esa visión mágica de esa silueta de piedra, tierra y un manchón de frondosa vegetación, en la que, desde el fin de la puntilla, se podían distinguir algunas de las numerosas especies de aves que la habitaban, protegidas, entonces, por un brazo de mar de un centenar de metros que las mantenían a resguardo de cualquier invasor terrestre. Cualquiera que hubiera visto lo que yo vi, estoy seguro que tampoco olvidaría esa imagen de ensueño.

El enorme mérito del doctor Grau fue lograr sensibilizar a todo un país con una causa a la que, sin su intervención como auténtico ecologista, pocos habrían prestado mayor atención. Y, de paso, poner en valor las virtudes naturales de un enclave único, el Islote Pájaro Niño. Pese a la hostilidad del contexto, la gente enganchó en gran número con la causa porque sintonizó con las premisas básicas: ¿por qué una rica colonia de animales y aves tiene que verse amenazada en su hábitat por una decisión antojada que toman los humanos? ¿Por qué una colonia de una especie de pingüinos que viven solo en las costas de Perú y Chile, de la noche a la mañana tienen que recibir la presencia de vecinos indeseables y ver dramáticamente modificadas las condiciones de su hábitat, donde anidan y viven desde hace cientos de años? ¿Es justo? ¿Es justo que el hombre tome unilateralmente decisiones que pongan en riesgo la supervivencia de otras criaturas? El régimen que gobernaba los hilos de este país estaba acostumbrado a atropellos mucho mayores. La discusión se alargó solo algunos meses. El proyecto patrocinado por la elite dirigente obtuvo luz verde. Pese a que se presentó la solución donde el molo de abrigo para los yates no llegaba hasta la isla, de manera de dejar un canal de separación de algunos metros, al final se optó por la peor y más invasiva de las soluciones, la de la conexión completa.

Así, la Cofradía Náutica del Pacífico se funda sobre un acto de matonaje intrínseco. Los argumentos del doctor Grau cobran hoy una contundencia irrefutable. "Yates contra Pingüinos" nombró su cruzada. La disminución del orden de un 90% de la población de la especie más emblemática del islote, el pingüino de Humboldt, en los últimos 40 años, sirve de severo tapabocas a todas aquellas voces que relativizaban la envergadura de la amenaza. Pero, al parecer, el gen de prepotencia fundacional del embarcadero siguió operando en el comportamiento de los indeseados vecinos. No conformes con que la isla se viera invadida por amenazas animales, como roedores y perros, antes inexistentes, decidieron aplicar un plan de destrucción deliberada y sistemática de especies, ordenando a empleados contratados para desempeñar labores propias de la de un club náutico, a invadir ellos mismos el islote para destruir huevos y aves. Poco importó que, en 1978, junto con el visado definitivo para la construcción del enorme molo de piedra, se declarara a la isla Santuario de la Naturaleza. Lo más notable es que todo esto no tiene nada que ver con el espíritu del auténtico hombre de mar, del auténtico deportista náutico, el cual siente una profunda conexión y aprecio por todo lo que engloba el entorno marino en su totalidad. Reducir un rico reducto de vida silvestre a mero refuerzo para la protección de yates, como consideró desde el minuto uno la directiva de la Cofradía a la isla, no puede producir entre verdaderos deportistas sino escozor, molestia, franca incomodidad.

Aún hoy, algunos vecinos quizá con un vínculo más bien breve con nuestra comuna, si bien comprometidos con el quehacer local, todavía no logran captar la real magnitud del atropello hecho sobre el alma de este pueblo por la institución que en principio estaba llamada a convertirse en la capital por excelencia de los deportes náuticos a nivel nacional (y no la mera fábrica de medallistas a la que se ve confinada hoy en día). Pero todo algarrobino con algo de sangre en las venas esto lo tiene muy claro y no lo olvida. 

Y tampoco lo dejará pasar.

martes, 7 de noviembre de 2017

Municipio de Algarrobo congela permisos de construcción en Parque Canelo-Canelillo


Un paso trascendental en la protección de uno de los puntos más relevantes del patrimonio natural de Algarrobo se ha dado con el decreto de congelamiento de los permisos de construcción en el parque Canelo-Canelillo, publicado hoy en el Diario Oficial. Hasta ahora, en el interior del parque -más exactamente en la punta Peñablanca, a un centenar de metros del Santuario del mismo nombre-, existen zonas tipificadas por la regulación urbana vigente como "edificables", por una superficie total de 0,7 hectáreas, donde, dadas las excepcionales condiciones paisajísticas del entorno, las pretensiones inmobiliarias no han cejado. Hace dos años, incluso existió un ante-proyecto aprobado por la Dirección de Obras Municipal, que contemplaba el levantamiento de varias torres de varios pisos y el cual no llegó a llevarse a cabo por distintos motivos, y que, hace pocos días, pretendió ser repuesto ante la misma oficina comunal.

El actual congelamiento, tal como el decreto lo señala, otorga un plazo de 3 meses para que se introduzcan las correspondientes modificaciones en el Plan Regulador Comunal (PRC), a fin de revertir esa verdadera anomalía urbanística en medio de un parque visitado y disfrutado por miles de visitantes y turistas año a año.

El decreto hoy publicado corresponde a un esfuerzo sostenido por años por distintos departamentos municipales, muy particularmente por el de Medio Ambiente, y brinda una clara y alentadora señal por parte del alcalde Yáñez en relación a su voluntad de defender las zonas más importantes del patrimonio natural algarrobino ante el avance inmobiliario.

martes, 31 de octubre de 2017

Derrame de combustible al interior de la Cofradía Náutica agudiza cuestionamiento sobre polémico club de yates


Una grave negligencia por parte de la Cofradía Náutica de Algarrobo quedó al descubierto recién hace pocos días al revelarse un oficio de la Seremi de Medio Ambiente de Valparaíso donde se solicitan antecedentes a la Gobernación Marítima de San Antonio respecto a un derrame de combustible en la poza de abrigo del cuestionado club de yates, a escasos metros del Santuario de la Naturaleza del Islote Pájaros Niños.

lunes, 16 de octubre de 2017

Pedro Subercaseaux, el pintor de la historia de Chile, y su paso por Algarrobo


A fines de la segunda década del siglo pasado, la trayectoria artística del pintor Pedro Subercaseaux estaba ya de sobra consolidada, habiendo alcanzado, quizá, su punto más alto. Los cuadros más representativos de su producción (que han ilustrado los libros de historia de generaciones de estudiantes chilenos durante al menos el último medio siglo) en su mayoría ya habían sido pintados. De hecho, en 1918 el Congreso le encarga una obra de grandes dimensiones para alhajar su Salón de Honor, “El Descubrimiento de Chile”. Justo por aquel entonces, Subercaseaux, que pocos años antes había tenido que abandonar Europa tras el estallido de la Gran Guerra, llega a Algarrobo, escapando esta vez del “ruido mundano” de la capital. 

miércoles, 27 de septiembre de 2017

Nuevo libro de Marisol García dedicado a la canción cebolla se presenta este viernes en San Antonio


La destacada periodista Marisol García presentará este viernes 29 de septiembre su nuevo y esperado libro, "Llora, Corazón", esfuerzo investigativo que se concentra en uno de los géneros más populares, como también más despreciados, de la música chilena: la canción cebolla. El lugar escogido para el evento será nada menos que el restorán "El Checo", de San Antonio. Lejos de una elección al azar, la tradicional picada sanantonina viene a ser, según la misma autora, el verdadero "epicentro cebollero y sentimental". Lugar de nacimiento de Ramón Aguilera y Rosamel Araya, próceres del género, sumada a su ya mítica bohemia de décadas pasadas, el puerto condensa, en rigor, lo medular de la génesis y desarrollo de este, hasta ahora, escasamente estudiado movimiento musical.

Conversamos en exclusiva con la periodista sobre su nuevo libro.

lunes, 25 de septiembre de 2017

El cementerio indígena del Islote Pájaro Niño, el secreto mejor guardado del patrimonio algarrobino


El antropólogo Luis Morales es oriundo de Isla Negra. Amante de su tierra, tras finalizar sus estudios en la Universidad Austral de Valdivia, volvió a radicarse en el litoral. Es así como durante gran parte de su vida profesional se ha dedicado a recorrer y estudiar el territorio que lo vio nacer. Con todo el conocimiento adquirido, no duda en asegurar que la zona más rica en cuanto a asentamientos humanos primitivos es Algarrobo. Es por eso que hace cerca de un año atrás presentó a las autoridades municipales un proyecto de investigación cuyo principal objetivo era levantar un catastro con todos los puntos de interés, tanto arqueológico como antropológico, existentes en la comuna. Afortunamente, su propuesta fue aprobada y dentro de algunos días los resultados de su labor serán presentados públicamente en la Casa de la Cultura municipal.

jueves, 21 de septiembre de 2017

Instalación de la Cofradía Náutica en Algarrobo se funda en documentación de "nulidad absoluta", según informe jurídico


Un claro y contundente ejemplo de apropiación indebida de un bien nacional de uso público es el que queda en evidencia en la forma cómo la Cofradía Náutica del Pacífico (CNP) se asentó en el sector de Punta Fraile de la comuna algarrobina. Así lo expresa en forma categórica un informe hecho por el prestigioso estudio de abogados Baeza y Cía, el cual expone detalladamente la sucesión de gestiones legales tendientes a entregar un terreno a dicha corporación náutica para la instalación de un club de yates junto a una importante reserva de vida natural, la del Islote Pájaro Niño.

A inicios de 1976, parte de un terreno privado del sector Punta Fraile fue expropiado por la hoy extinta CORMU (Corporación de Mejoramiento Urbano). En agosto del 77, este, de una superficie total de 12,10 hectáreas, fue vendido por este organismo estatal al Ejército de Chile. Así, en septiembre de 1983, cuando ya habían pasado largos 6 años desde la unión del islote con el continente, el Ejército suscribe un contrato de permuta con la CNP, por medio del cual le transfiere a esta última dicho predio. Sin embargo, como lo detecta el informe jurídico, en el documento legal -la escritura de permuta- se omite señalar una cuestión relevante: de las 12,10 hás totales, solo 5,5 corresponden a superficie útil (aspecto que sí había consignado la escritura de compraventa del año 77), siendo las 6,5 restantes área de la franja de 80 metros de la más alta marea, es decir, área no susceptible de propiedad privada por ser un bien nacional de uso público.

sábado, 9 de septiembre de 2017

El escritor David Bustos y el "Litoral de los Poetas": "Hay que leer a Parra, Huidobro y Neruda. Pero leerlos en serio."


Por Pablo Salinas

Hace siete años atrás, David Bustos (45) trabajaba como libretista de teleseries de TVN. Un trabajo de ritmo intenso, quizá incluso frenético, con entregas de varias decenas de páginas cada día. Fue entonces cuando David se convirtió en residente, al menos relativamente estable, del litoral. Arrendó una casa en El Tabo, que un amigo suyo, el poeta Jaime Pinos, había habitado durante el tiempo que estuvo a cargo del Museo Neruda de Isla Negra y que ahora dejaba disponible al emigrar a Valparaíso. La casa no era ninguna maravilla, su estado dejaba harto que desear, pero tenía una vista al Pacífico que compensaba con creces cualquier escollo. Pronto esta se convirtió en el indispensable refugio para desconectarse de la voracidad de la urbe. Poco tiempo después, una escapada algo accidental por el “camino del medio” de Algarrobo lo hizo descubrir y caer rendido ante la belleza escénica del lugar. Compró un terreno, luego construyó una casa. A mediados de 2013, dejó definitivamente Santiago por las quietas laderas rurales de San José. Dejó también la televisión y las teleseries, concentrándose de lleno en su producción literaria: poesía, cuentos, crónicas. Este año, debutó por partida doble como tallerista en este, el "litoral de los poetas".

David, llevas ya casi cuatro años viviendo en la comuna y me parece que lo has hecho hasta ahora de manera casi secreta. Recién este año empezaste a hacer talleres en Algarrobo y El Quisco; hasta antes parecías confinado en tu parcela de San José, con un vínculo más bien bajo con la comunidad local. Cualquiera diría que te interesaba suscribir el ejemplo de Montaigne y replegarte en tu torre para escribir sin distracciones...

En realidad, cuando me vine pensaba un poco así. Siempre leí textos budistas, le dedicaba tiempo al Tao te king y comencé a sistematizar mi acercamiento a Thoreau. La situación de estar en el paisaje, conocer los tipos de árboles, hacer caminatas, distinguir el canto de los pájaros, sentarme a escuchar música, bañarme en el mar en invierno. Pero paralelamente me he mantenido trabajando. Llegué a Algarrobo en el 2013  y en el 2014 publiqué Dos cubos de azúcar (publicado en una editorial de la zona) que tiene un poco esa lógica que te cuento, pero además estaba con mis máquinas experimentando poesía sonora y saqué un disco que se llama Todo empieza por casa, donde aprendí un montón de poesía fonética, poesía sonora, noise. Además aún estaba en la televisión escribiendo guiones. 

lunes, 4 de septiembre de 2017

Pareja de algarrobinos recorren extremo sur de Chile a bordo de camioneta que se mueve con aceite de cocina


En noviembre del año pasado, Evelyn Quezada y Nacho Platoni dejaron Algarrobo para emprender un largo viaje rumbo al sur. A bordo de una Toyota Hi-Lux doble cabina, llegaron hasta Punta Arenas. A simple vista, un viaje con ciertos visos de aventura, dada la extensión del camino recorrido, pero nada particularmente fuera de lo normal, ni distinto al que cientos de turistas realizan cada año por el extremo sur de nuestro país. El detalle es que para recorrer esos más de 6 mil kilómetros (ida y vuelta) esta pareja de algarrobinos usaron aceite de cocina como combustible para su camioneta. En rigor, aceite vegetal dado de baja en restoranes y fritanguerías. El ahorro en bencina o petróleo fue, por tanto, más que sustancioso, y que sirvió con creces para paliar las gestiones asociadas a echar a andar un proyecto tan singular, como ecológicamente meritorio.

lunes, 28 de agosto de 2017

Comunidad de artesanos de Algarrobo en pie de guerra contra proyecto municipal que los obliga a desalojar el lugar donde han trabajado por años



La idea de un grupo de artesanos de Algarrobo de articular un esfuerzo en conjunto nació hace ya ocho años. La orientación compartida no solo tenía que ver con una cuestión económica, con buscar una forma de mejorar las ventas, sino más bien con respetar y aplicar ciertos criterios de vida en una labor de trabajo mancomunado. Así, acondicionaron un área junto al humedal San Jerónimo, en aquel entonces abandonada y que amenazaba con convertirse en un basural, para instalar ahí el conocido hoy como Pueblo de Artesanos. Se agruparon legalmente y desde entonces han venido desarrollando un quehacer que no se limita solo a la venta de los trabajos de destacados artesanos locales, sino que también genera una serie de actividades culturales abiertas a la comunidad. "Al énfasis cultural, además le hemos dado relevancia al cuidado del medio ambiente, al estar al lado del humedal. Por la misma razón, gestionamos un punto limpio en el lugar, para empezar a motivar a la gente con el reciclaje", explica Razinne Docmac, secretaria de la agrupación.

miércoles, 23 de agosto de 2017

Alcaldesa de El Quisco sufre revés por partida doble en su esfuerzo por detener proceso de remoción en su contra


El miércoles 16 de agosto pasado, el Tribunal Calificador de Elecciones, TRICEL, resolvió rechazar el recurso de apelación presentado por la defensa de la alcaldesa de El Quisco, Natalia Carrasco, el cual pretendía anular la petición de remoción formulada en su contra por tres concejales. En primera instancia, la gestión ya había sido rechazada por el TRICEL de Valparaíso, y la defensa de la edil, encabezada por el abogado Alejandro Carrasco Blanc, había apelado al TRICEL de Santiago, aduciendo "ineptitud" en el líbelo presentado en mayo por los concejales, además de incompetencia del tribunal. A este doble rechazo, se suma además que el organismo jurisdiccional sancionó con las costas a la defensa de Carrasco, es decir, a pagar los costos involucrados en la apelación presentada sin justificación.

Tras este fallo, la causa vuelve al TRICEL de Valparaíso, donde deberá pasar a la próxima etapa, que son los temas de fondo de la presentación.

viernes, 11 de agosto de 2017

Destacado escritor Cristóbal Gaete en nueva mesa de conversación en Algarrobo



El escritor Cristóbal Gaete será el invitado en la tercera jornada del ciclo "Literatura y Territorio" que se viene desarrollando desde abril pasado en Algarrobo. Nacido en 1983, Gaete es figura destacada en la generación de jóvenes autores nacionales. Con 7 títulos publicados, en 2015 obtiene el Premio Municipal de Santiago con su novela Motel ciudad negra, la que, según la crítica, "con gran originalidad da a conocer el lado desconocido de Valparaíso." Titulado de periodista en la UPLA, mantiene además una activa labor como tallerista, investigador y colaborador en distintos medios de prensa regionales. Como una forma de preparar su visita de la próxima semana, conversamos brevemente con él.

jueves, 3 de agosto de 2017

Extracción ilegal de arena en Las Cruces deja al borde de la extinción a planta única en el mundo



El más reciente caso de extracción ilegal de arena en el litoral, dado a conocer hace una semana por el noticiario central de Chilevisión, suma al ya importante impacto ambiental y ecológico una nueva y grave arista: la casi extinción de una especie vegetal única en el mundo, que habita solo en Las Cruces.

Conocida científicamente con el nombre de Astragalus trifoliatus, esta bella especie hasta hace algunos años se repartía en distintos puntos de la comuna de El Tabo. Sin embargo, hoy su presencia ha sido detectada por expertos solo en la playa Las Salinas de Las Cruces, sector donde precisamente se desarrollaron durante años, ante la desidia de las autoridades locales, las faenas ilegales de extracción de arena.


"Es posible que muchos de los ejemplares del lugar hayan sido destruidos por los camiones areneros", señala el biólogo de la U. de Chile Carlos Medina, uno de los científicos con más competencias y trayectoria en el estudio de la flora y fauna del litoral central, quien, además, forma parte del directorio de la Fundación Kennedy. Respecto a una posible protección de la especie por medio de su reproducción en vivero, Medina advierte: "No debiera ser fácil, ya que esta crece en arena suelta, con una raíz larguísima que penetra hasta las capas profundas de la duna, donde la humedad se mantiene todo el año." Aun así, la Fundación Kennedy gestiona un proyecto para ir en rescate de esta amenazada especie, antes de su desaparición total del planeta.

miércoles, 21 de junio de 2017

Tras años de gestión, Quebrada de Córdova es declarada Santuario de la Naturaleza


Con mucha alegría tenemos el honor de comunicar que la Quebrada de Córdova ha sido declarada Santuario de la Naturaleza. Ayer en reunión de los Ministros(as) de la Comisión de Sustentabilidad fue aprobado este esperado acontecimiento. Después de más de quince años de esfuerzo de esta Fundación y de muchas otras entidades y personas, hemos logrado este deseado objetivo.

sábado, 27 de mayo de 2017

La secreta presencia de Tótila Albert en Punta de Tralca


Por Pablo Salinas

No me cabe duda que Tótila Albert es uno de los grandes escultores que ha producido este país. Nacido en Santiago en 1892, pertenece a la misma generación de otras señeras figuras de nuestra cultura, como Huidobro, De Rokha o Edwards Bello. Hijo de alemán avecindado en Chile, se forma artísticamente en Berlín; su obra, estilísticamente hablando, al igual que la de su maestro Franz Metzner, se hace difícil de encasillar. Se mantendrá siempre dentro de los márgenes de lo figurativo. En el último tramo de su vida creadora, sus formas irán ganando cada vez más simpleza y síntesis volumétrica, dejando atrás los ecos con mayor carga expresionista de sus inicios. Se diría que entonces sus obras adquirirán esa mordibez tan propia, tan característica, cuando el erotismo, que primó siempre como un eje en su producción, se internará en zonas mucho más místicas que puramente pasionales. Sus parejas de amantes parecerán ir progresivamente perdiendo su peso terrenal para entrelazarse en un abrazo volátil, etéreo, extático.

miércoles, 24 de mayo de 2017

Tribunal Electoral acoge petición de remoción contra alcaldesa de El Quisco, Natalia Carrasco


Tres concejales de El Quisco -Karime Chamal, Luz González y Manuel González- presentaron el 18 de mayo recién pasado una acusación contra Natalia Carrasco, quien cumple su tercer período consecutivo al mando de la administración comunal. Esta, a diferencia de la presentada en diciembre del 2016, fue acogida a tramitación este lunes por el Tricel regional, y pide la remoción de Carrasco por notable abandono de deberes.

El escrito presentado, de 60 páginas, contiene una abultada línea de antecedentes contra la alcaldesa, señalando nada menos que once causales. En estos, destacan los casos del Fondo de Educación Preferencial que involucra la malversación de fondos públicos por 48 millones de pesos, el hecho que la actual administración no haya sido capaz de implementar en 5 años un Plan de Desarrollo Comunal (PLADECO) -cuestión donde, además, en 2015 la misma empresa contratada para desarrollarlo acusara al municipio por "falta de probidad y actos de mala fe"-, una compra ilegal a la companía eléctrica Litoral por 25 millones, no haber cobrado una deuda por más de 37 millones al canal de televisión Girovisual, como también que Carrasco haya utilizado dinero municipal para publicidad suya y de sus correligionarios por un total de 17 millones, dineros destinados a esta misma estación televisiva y al diario El Líder.

viernes, 19 de mayo de 2017

Ronald Gallardo, escritor: "La única forma de cambiar el estado actual es modificando el sistema en su conjunto."


Por Pablo Salinas

Ronald, los 13 cuentos de tu libro "Boite Regine" se sitúan en distintos puntos de la provincia de San Antonio. ¿Qué es lo que te lleva a someterte a este particular pie forzado?
 
"Boite Regine" surge de un par de años recorriendo distintas localidades, cerros y poblaciones, en los que me vinculé con la realidad social y cultural del puerto y el litoral. Conocer la violencia, pobreza y abandono en que viven muchas personas y comunidades. Reencontrarme con compañeros y compañeras y sus historias de resistencia a la dictadura militar en Chile y Latinoamérica. Abrir el corazón para escuchar a las y los jóvenes marginales, líderes de pandillas, ladrones, drogadictos. Mirar los ojos de mujeres que te cuentan sus historias de amor, fracasos y traiciones, fueron todos elementos vitales que me llevaron a bucear en profundidades humanas, vitales, y dialogar con sus voces y con la mía. Siempre he creído que la literatura si no se sostiene en la calle, si no da cuenta de lo que sucede más allá de tu ombligo y divagaciones, no sirve de nada. En general escribo en los bares, donde me refugio a ratos para encontrar a hombres y mujeres que tienen algo importante que contar, hombres y mujeres que abandonaron la tristeza del domicilio y la cajita idiota de la televisión que te dice cómo ser y cuáles deben ser tus deseos por los que debes esforzarte y empeñar la vida. De esta manera fui urdiendo, adentrándome en historias humanas extraordinarias, fundamentales para un lector inquieto que quiera conocer el puerto de San Antonio y el litoral, más allá del mar, el verano y las puestas de sol. 

domingo, 23 de abril de 2017

La poeta Florencia Smiths habla del territorio




Florencia Smiths nació en San Antonio en 1976. Estudió Pedagogía en Castellano y Licenciatura en Educación en la UPLA. Ha publicado El margen del cuerpo (Fuga, 2008), La ciudad No (Economías de Guerra, 2009), La velocidad de la caída (Ediciones Inubicalistas, 2015), Estética del tajo (Libros del Pez Espiral, 2017). Hizo dos talleres literarios, con Malú Urriola (2007) y Damaris Calderón (2014). Ha publicado además en algunas antologías y asistido a encuentros como Chile-Poesía (2003 y 2008), Poquita Fe (2004), Descentralización Poética (2009), Conrimel (2010), Encuentro de poetas en el Valle de Lolol (2016), entre otros. 

*  *  *  *  * 

Crecí en Barrancas, en los blocks que entregó Allende, y que pertenecían al SERVIU (Población Capitán Orella). Todo este tema lo tengo muy presente, precisamente porque la infancia es uno de mis lugares predilectos, no sé qué tipo de lugar es, tal vez un leit motiv, un locus amoenus o simplemente, un lugar existencial donde siempre vuelvo; es un foco de mirada, un engranaje a veces, una memoria resplandeciente. Algo así. 

sábado, 23 de julio de 2016

Seccional "Costa Dorada": un chiste que desde hace más de veinte años hace reír solo a las inmobiliarias



En 1992, los hermanos Fernando y Myriam Fischmann presentaron ante las autoridades el seccional "Costa Dorada". Su objetivo era introducir en la regulación urbana de Algarrobo las modificaciones necesarias que les permitieran construir, en el terreno de más de 80 hectáreas que hacía poco habían comprado, su ambicioso proyecto inmobiliario San Alfonso del Mar. Tras un par de años de gestiones, el plan que ellos mismos habían elaborado finalmente se aprobó. Una extensa zona del norte de la comuna, hasta entonces de uso agrícola, quedó así disponible para recibir nuevos proyectos similares.


Los pragmáticos Fischmann diseñaron un plan con evidente habilidad. Más allá de la ambición de lucro particular, una modificación de uso de suelo de esa envergadura no podía dejar de lado aspectos fundamentales, que tuvieran que ver con velar por el desarrollo armónico de la ciudad. Los Fischmann eso lo tenían perfectamente claro. De esta forma, el seccional consideró, por ejemplo, la cuestión del impacto vial. La comuna incrementaría significativamente su radio urbano; lo sensato era entonces resolver de qué manera enfrentar lo que se anticipaba como un crecimiento explosivo.